Terapia puede ser una parte importante de cada relación. El propósito de este proceso terapéutico es profundizar la conexión entre los socios y redescubrir el sentimiento de intimidad, amor y apoyo.

Terapia de parejas proporciona un espacio seguro para hablar sobre temas delicados, analizar patrones de comunicación y reemplazarlos por otros más eficaces. Ayuda a restaurar un mejor funcionamiento y hacer frente a cualquier angustia que se experimenta entre los socios. Durante las sesiones, trabajamos juntos en herramientas de resolución de problemas que ayudan a reconstruir la estabilidad emocional y la confianza mutua.

Parejas empiezan la terapia por varias razones. Algunos de ellos podrían estar relacionados con:

  • infidelidad
  • problemas sexuales
  • dinero
  • proceso de pasar por cambios principales de la vida
  • relaciones familiares
  • trastornos psicológicos que influyen la relación
  • sensación de estancamiento en la relación
  • frecuentes peleas
  • diferentes metas y valores
  • comportamiento controlador o abusivo
  • dificultades de compromiso
  • enfado